miércoles, 28 de noviembre de 2007

Luces encendidas durante el dia

LUCES ENCENDIDAS DURANTE EL DÍA A NIVEL NACIONAL
La sanción a nivel nacional de la ley que dispone la obligatoriedad de llevar encendidas las luces bajas de los vehículos, durante la circulación diurna, procura mejorar la visualización entre vehículos y contribuir a su localización, para facilitar la anticipación de las maniobras. Estudios internacionales, estiman que esta medida reduciría el número de accidentes entre un 5% y un 8%.
Luchemos por la vida considera positiva la iniciativa, siempre que, se la haga efectiva por medio del control eficaz de su cumplimiento por parte de todos los conductores de vehículos y la sanción a quienes no la cumplan. Lamentablemente, otras disposiciones de la ley de tránsito, sumamente importantes, tales como el control de las velocidades máximas, el control de alcoholemia, el uso de cinturones de seguridad o de cascos en ciclomotores y motocicletas, todas ellas prioritarias para evitar accidentes y/o salvar vidas, todavía esperan el hacerse plenamente efectivas en calles y rutas por medio de controles continuos y eficaces y sanciones efectivas para los transgresores.
Hay que destacar que, en la Pcia de Bs As hace ya más de 10 años que es obligatorio circular con las luces encendidas durante el día, con circunstancias climáticas adversas, (p. Ej., lluvia) tanto en rutas como en zonas urbanas, donde sigue siendo obligatorio. Pero muy pocos lo cumplen, tal vez por desconocimiento de los conductores y la falta de exigencia de su cumplimiento por parte de las autoridades.
Finalmente, si se generaliza la automatización del encendido y apagado junto con el vehículo, se logrará por un lado el cumplimiento masivo de la medida de prevención, y por otro se evitarán problemas prácticos para los conductores ( p. Ej., olvidarse de apagarlas).
MEDICION DE USO DE LUCES DE DIA EN RUTAS Y AUTOPISTASEN LA PCIA. DE BS.AS:
49%

Luces encendidas durante el dia y los accidentes de transito

LUCES ENCENDIDAS DURANTE EL DÍA A NIVEL NACIONAL
La sanción a nivel nacional de la ley que dispone la obligatoriedad de llevar encendidas las luces bajas de los vehículos, durante la circulación diurna, procura mejorar la visualización entre vehículos y contribuir a su localización, para facilitar la anticipación de las maniobras. Estudios internacionales, estiman que esta medida reduciría el número de accidentes entre un 5% y un 8%.
Luchemos por la vida considera positiva la iniciativa, siempre que, se la haga efectiva por medio del control eficaz de su cumplimiento por parte de todos los conductores de vehículos y la sanción a quienes no la cumplan. Lamentablemente, otras disposiciones de la ley de tránsito, sumamente importantes, tales como el control de las velocidades máximas, el control de alcoholemia, el uso de cinturones de seguridad o de cascos en ciclomotores y motocicletas, todas ellas prioritarias para evitar accidentes y/o salvar vidas, todavía esperan el hacerse plenamente efectivas en calles y rutas por medio de controles continuos y eficaces y sanciones efectivas para los transgresores.
Hay que destacar que, en la Pcia de Bs As hace ya más de 10 años que es obligatorio circular con las luces encendidas durante el día, con circunstancias climáticas adversas, (p. Ej., lluvia) tanto en rutas como en zonas urbanas, donde sigue siendo obligatorio. Pero muy pocos lo cumplen, tal vez por desconocimiento de los conductores y la falta de exigencia de su cumplimiento por parte de las autoridades.
Finalmente, si se generaliza la automatización del encendido y apagado junto con el vehículo, se logrará por un lado el cumplimiento masivo de la medida de prevención, y por otro se evitarán problemas prácticos para los conductores ( p. Ej., olvidarse de apagarlas).
MEDICION DE USO DE LUCES DE DIA EN RUTAS Y AUTOPISTASEN LA PCIA. DE BS.AS:
49%

El argentino y los accidentes de tránsito
Yo me quejo, vos te quejás, él se queja del tránsito y lo que hacen "los otros", sin conciencia de que "Yo" soy "El Otro" para los demás
La problemática de los accidentes de tránsito no es privativa de nuestro país. Es un tema de preocupación mundial, ya que en el planeta se estiman más de 500000 muertos por año, más de 15.000.000 de lesionados y más del 10% de las camas de hospital del mundo ocupadas por accidentados en el camino; muchos de los cuales quedan con alguna discapacidad física o psíquica para toda su vida.
En Argentina, la situación es muy grave, ya que nuestro país ostenta uno de los índices más altos de mortalidad por accidentes de tránsito: 21 personas mueren por día, 7.579 muertos en un año (1998), 125.000 heridos de distinta gravedad, y pérdidas materiales estimadas en una cifra superior a los 5.000 millones de dólares anuales.
Sabemos que , si bien, un conjunto de factores se combinan para la producción de estos accidentes, que incluye las fallas humanas, el estado de los caminos, el ambiente y los vehículos,la mayoría de los accidentes (85%) se producen porque una o varias personas cometieron un error . Es por esta razón que resulta de especial interés detenernos a analizar la conducta de los argentinos en la vía pública.
En nuestro país, cada transeúnte siente que puede hacer lo que quiera y le convenga en un momento determinado.
Este proceder individualista y anárquico, y el desorden que genera, se traducen en enormes pérdidas de tiempo y, lo que es más importante, en las muertes y lesiones que contabilizamos.
El tránsito: el sistema que hacemos entre todos
Las personas que estamos inmersas en el tránsito nos quejamos. Coincidimos en lamentarnos por esta realidad. Pero casi siempre nos quejamos de "los otros". El problema se proyecta en el afuera, los responsables del caos son "los demás", los que hacen las cosas mal son cualquiera que no sea "yo" y esta situación se debe a que hay "otros" (gobierno, autoridades, etc.) que no hacen lo que deben.
Pero, si analizamos desapasionadamente la cuestión, nos damos cuenta de que el tránsito es un sistema organizado y conformado por el hombre. Cada vez que alguien "sale" de su casa y comienza a andar por la acera, "entra" a formar parte de un todo en movimiento. A todos los que circulan los une el objetivo común de circular de un punto a otro. Cada uno depende de los otros para que el objetivo se cumpla. La conducta de cada uno condiciona a los demás y viceversa. Cada usuario de la vía es responsable de una parte del tránsito.
"Yo" soy "el otro" responsable o irresponsable para los demás.
Si queremos que el tránsito cambie, debemos comprometernos en un cambio personal.
El cambio personal es un asunto de Estado
El problema global es vasto y complejo. Porque para desear, realmente, que el tránsito cambie, los argentinos debemos tomar conciencia de los riesgos gravísimos que acarrea este sistema de tránsito; para ello necesitamos ser educados por todos los medios posibles (medios masivos de comunicación, educación vial en las escuelas, cursos de capacitación para conductores, etc.) sobre el funcionamiento del sistema del tránsito, los riesgos de accidentes y su prevención. Solo así podremos superar el autismo en nuestro estilo de conducción, y cambiar la creencia de que los accidentes siempre le sucederán a los demás.
También necesitamos ser educados en la "convivencia social", que significa entre otras cosas, el respeto por el otro y por los espacios y vías públicos, para entenderlos como "espacios de todos y para todos", para que dejen de ser "tierra de nadie", lugares donde cada uno hace lo que nunca haría en su casa (léase, tirar la basura o papeles en cualquier parte, escupir, hacerle hacer al perro sus necesidades, etc.)
Necesitamos que las autoridades de gobierno se comprometan para trabajar seria y manco-munadamente con todos los sectores de la comunidad, con el fin de hacer reinar la ley en las calles y rutas; y que pongan en práctica las medidas que contribuyan al mejoramiento, ordenamiento y adecuación progresiva de la red vial, los códigos de urbanización y los medios de transporte a las necesidades actuales, de acuerdo a las normas internacionales de seguridad vial.
Resulta imprescindible que la autoridad de aplicación esté consustanciada con estos objetivos y cumpla, honrada y responsablemente, con su tarea de fiscalización del cumplimiento de las normas de tránsito. Por supuesto, que es necesario que aquellos ciudadanos que transgreden las normas sean sancionados, por la justicia, y en lo posible, re-educados.
Todas estas necesidades implican áreas de trabajo que son importantes e imprescindibles para la Seguridad Vial. Pero la primera, EDUCAR, es fundamental, porque cuando cada uno de nosotros, los habitantes de este suelo argentino, tomemos conciencia del problema y asumamos el rol que nos corresponde como "hacedores" del tránsito, respetando y haciendo respetar las normas, que es una forma de respetarnos y cuidar nuestra vida, la realidad nuestra de cada día en la calle o la ruta será otra, más segura y saludable para todos. De usted y de mí... de nosotros depende.
Una callecita de Buenos Aires, un día cualquiera
Sumergirnos en el tránsito urbano o rural en nuestro país nos obliga a templar nuestros nervios, ya que cualquier situación imprevista puede presentarse. Si enfocamos nuestra mirada en una situación urbana, por ejemplo: en una calle céntrica de Buenos Aires, un día hábil cualquiera, podemos llegar a ver, en una pequeña fracción de tiempo cómo un chofer de colectivo le tira encima el vehículo a un auto particular que va adelante, el que a su vez avanza, sin respetar el semáforo rojo, sobre un peatón que se dispone a cruzar y se ve obligado a saltar hacia atrás, mientras que unos metros más allá, otro peatón cruza por mitad de la cuadra esta calzada, cuya circulación se halla completamente lentificada porque hay vehículos estacionados a ambos lados de la calle, mientras una hilera de taxis avanza a 10 Km/h por un carril y un camión de carga se mueve a 20 Km/h por un carril de la izquierda, en tanto una camioneta se detiene en doble fila para descargar, etc., etc., etc.
Independientemente de las particularidades de cada caso, existen denominadores comunes en esta situación: - la indiferencia de los usuarios de la calle a las reglas del tránsito - la falta de respeto por los demás. - la despreocupación por el peligro.

¿Que es la educacion vial?


La generalización del fenómeno circulatorio, además de progreso, rapidez y comodidad, genera problemas, el principal los accidentes de tráfico, siendo el factor humano el principal causante. Para solucionar este problema de salud pública, una de las líneas de actuación imprescindible es la adquisición de VALORES VIALES en los ciudadanos, algo que constituye un paso más que el conocimiento de normas y señales de circulación. Se trata de la EDUCACIÓN VIAL, el mejor camino para la formación de una conciencia vial. Podemos definir la Educación Vial como parte de la Educación Social, siendo una eficaz base de actuación ciudadana, dado que trata de crear hábitos y actitudes positivas de convivencia, de calidad de vida, calidad medioambiental y la SEGURIDAD VIAL.

La distancia es el peligro

Desde que el sentido de la vista alerta de un peligro, el cerebro envía la orden de frenar y efectivamente comenzamos a pisar el freno transcurre, como mínimo ¾ segundo, durante los cuales el vehículo sigue circulando a la misma velocidad. Aunque se trata de un tiempo de reacción muy optimista, a una velocidad de 90 km/h, el vehículo habrá recorrido casi 19 metros sin que su conductor haya comenzado a frenar; 25 metros, si la velocidad es
de 120 km/h y 29 si el velocímetro marca 140. Naturalmente, si la frenada se efectúa porque el vehículo que va delante comienza a frenar, existe un margen de seguridad, porque también él va a necesitar una serie de metros para detener el vehículo. En el caso práctico que se observa en el gráfico, se verá que resulta insuficiente una separación entre vehículos de 8 metros (aunque demasiados para aquellos que suelen ir pegados detrás de uno).
Para calcular la distancia de seguridad entre vehículos en movimiento, se deberá comenzar a contar 3 segundos a partir del instante en que el paragolpe trasero del vehículo de adelante deje atrás un punto fijo de referencia (ej. Una señal de tránsito). La forma más segura es decir 1101, 1102, 1103, que equivalen al lapso de 3 segundos. Se debe tener en cuenta que debe aumentarse esta distancia si las condiciones ambientales o de la
calzada no son las normales.







Factor Vehículo
El esfuerzo realizado por los fabricantes de automóviles en investigación, ha hecho posible que existan en la actualidad importantes innovaciones en la seguridad activa y pasiva de los vehículos. Gracias a estos avances podemos afirmar que conducimos vehículos más seguros.
Conceptos como ABS, Airbag, Sistemas de Control de la Estabilidad, Ayuda a la frenada, etc, constituyen la evolución de la seguridad en el automóvil. Conocer estos sistemas, equiparlos en el vehículo, y saber como actúan, ayudarán a reducir los errores en la conducción, y de producirse, minimizar sus consecuencias.
En un reciente estudio elaborado por el RACE se calculó la siguiente función de riesgo: número de conductores de turismo muertos por kilómetro recorrido. En el gráfico que aparece a continuación, se observa una tendencia siempre creciente conforme a la edad del vehículo. Resulta interesante resaltar que ya a los diez años el riesgo es el doble del correspondiente a los vehículos nuevos (ver gráfico inferior).
Consulte en las diferentes secciones de este espacio de Seguridad Vial, y podrá acceder a los informes sobre seguridad en los vehículos, los programas de seguridad, y las campañas puestas en marcha.






Los Taxistas






Mi opinión sobre los taxistas es que, se creen que tienen todo el espacio del mundo, que porque trabajan son los reyes de la calles, pero en verdad son personas como todos nosotros y tienen el mismo derecho que nosotros a transitar las calles, y a respetar las normas de transito.






Las embarazadas al volante...

Las futuras madres deben tomar una serie de recaudos al conducir: regular la butaca y el volante para proteger la panza de posibles impactos y seguir ciertas pautas al colocarse el cinturón de seguridad, entre otros.
Conducir no es una actividad contraindicada para las embarazadas, siempre que el proceso de gestación transcurra con normalidad. Sin embargo, existen algunas precauciones especiales que las futuras madres deben tomar dentro del vehículo con el objetivo de protegerse a sí mismas y al bebé que llevan en su vientre.
Los especialistas aconsejan regular la butaca lo más atrás posible para obtener una cómoda posición de manejo y evitar posturas que acerquen demasiado la panza al tablero de instrumentos o al volante. Si este es regulable se recomienda ubicarlo a la mayor altura permitida, de manera tal que no quede enfrentado al vientre. Todo esto contribuirá a minimizar los riesgos en caso de accidente.
Sin embargo, el principal recaudo que las mujeres embarazadas tendrían que considerar antes de arrancar el motor pasa por la correcta colocación del cinturón de seguridad. En ese sentido, los profesionales del Centro de Experimentación y Seguridad Vial Argentina (CESVI) reseñan una serie de puntos a tener en cuenta:
» La banda inferior pélvica - la cinta horizontal - del cinturón debe quedar lo más baja posible y bien ceñida a la pelvis, nunca sobre el estómago ni el vientre. La panza tiene que quedar libre para que, ante un eventual impacto, el cinturón actúe sobre la pelvis y no directamente sobre el útero.
» La banda superior toráxico - la cinta vertical oblicua - debe bajar cruzando el centro del hombro izquierdo entre los senos (evitando que quede situada encima de sólo uno de ellos) y sobre el esternón. Luego hay que acomodarla arriba de las costillas derechas para que no presione al vientre.
» Ninguna de las dos cintas debe quedar holgada: si eso ocurre cualquiera de ellas podría causar daños al deslizarse por encima del abdomen.
» No hay que usar nunca almohadones en el asiento o detrás de la espalda; tampoco ubicar la banda superior del cinturón debajo del brazo o la axila.
Por otra parte, se sugiere que las embarazadas que viajan como acompañantes lo hagan en el asiento trasero, con el cinturón de seguridad correctamente colocado


condiciones utiles para que los cambios climaticos no perjudiquen su viaje....

Precauciones para conducir cuando calienta el sol
En el verano aumentan las temperaturas y también el tránsito, por las vacaciones. Los especialistas recomiendan manejar con ropa ligera y con calzado cómodo, mantener el vehículo ventilado y detenerse a tomar aire cada dos horas o 150 km.

Cadenas para la nieve: aliados de acero en el invierno
Se colocan en dos ruedas o en las cuatro, según la tracción del vehículo. Son para evitar que el auto patine sobre superficies nevadas o heladas. Eso sí: con ellas no se debe circular a más de 50 km/h.
Precauciones para conducir sobre hielo

Muchos conductores desconocen los riesgos de manejar en estas condiciones. Se recomienda usar cadenas o clavos para contrarrestar la pérdida de adherencia, frenar con suavidad y disminuir la velocidad.
Conduciendo bajo la lluvia

Para evitar que el auto patine sobre la calzada mojada hay que reducir la velocidad y verificar el estado de los neumáticos. Además, conviene circular con las luces bajas prendidas y chequear que funcionen bien las escobillas del limpiaparabrisas.

Las claves para circular con niebla
Este fenómeno climático reduce la visibilidad a menos de un kilómetro. Cuando se presenta hay que manejar con luces encendidas, disminuir la velocidad y tomar distancia del vehículo precedente sin perderlo de vista.

martes, 27 de noviembre de 2007

consejos útiles para que los cambios climáticos no perjudiquen tu viaje...


Precauciones para conducir cuando calienta el sol
En el verano aumentan las temperaturas y también el tránsito, por las vacaciones. Los especialistas recomiendan manejar con ropa ligera y con calzado cómodo, mantener el vehículo ventilado y detenerse a tomar aire cada dos horas o 150 km.

Cadenas para la nieve: aliados de acero en el invierno
Se colocan en dos ruedas o en las cuatro, según la tracción del vehículo. Son para evitar que el auto patine sobre superficies nevadas o heladas. Eso sí: con ellas no se debe circular a más de 50 km/h.

Precauciones para conducir sobre hielo
Muchos conductores desconocen los riesgos de manejar en estas condiciones. Se recomienda usar cadenas o clavos para contrarrestar la pérdida de adherencia, frenar con suavidad y disminuir la velocidad.

Conduciendo bajo la lluvia
Para evitar que el auto patine sobre la calzada mojada hay que reducir la velocidad y verificar el estado de los neumáticos. Además, conviene circular con las luces bajas prendidas y chequear que funcionen bien las escobillas del limpiaparabrisas.

Las claves para circular con niebla
Este fenómeno climático reduce la visibilidad a menos de un kilómetro. Cuando se presenta hay que manejar con luces encendidas, disminuir la velocidad y tomar distancia del vehículo precedente sin perderlo de vista.

ESTA ES UNA PRUEBA QUE NO HAY QUE CONDUCIR ALCHOLIZADO

video

ESTO ES LO QUE PASA CUANDO NO SE ES RESPONSABLE A LA HORA DE MANEJAR.

video

lunes, 26 de noviembre de 2007


Datos Generales de Siniestralidad vial
Datos de accidentalidad en todo el mundo, en Europa y en España.
En el Mundo
Durante el s. XX, han muerto en el mundo 35 millones de personas por accidente de tráfico, de las cuales 8 eran peatones. 1.500 millones de personas han sufrido algún tipo de herida (leve o grave). Al año se producen en el mundo 1.200.000 muertes por accidente de tráfico, y entre 20 y 50 millones de heridos (discurso K. Annan, OMS 7 de abril). Los accidentes de tráfico suponen la cuarta causa de mortalidad en el mundo, y la primera en varones de entre 15 y 24 años (fuente OMS). Por cada fallecido, se producen 7 heridos graves y 15 leves.
En Europa
En Europa, donde el 84 por ciento de los desplazamientos es por superficie, mayoritariamente en automóvil, con un 84 por ciento (datos Comisión Europea 2001), cada hora mueren entre 7 y 8 personas por accidente, con 7.000 atropellos al año. Se producen en torno a 40.000 muertes al año (en 1970 ascendían a casi 80.000), y 600.000 heridos. Es la primera causa de muerte en menores de 45 años, y, en 1997, fallecieron 10.000 jóvenes de entre 15 y 24 años en 1997 (fuente ETSC). Con la incorporación de los diez países a la UE, la cifra de fallecidos ascenderá a más de 50.000 en toda la zona. El riesgo medio de accidentes mortales en los 10 países de próximo acceso es una tres veces mayor que en resto de la media de la UE.
Según distintos informes realizados por organismos independientes para la U.E.
Viajar en coche es 10 menos seguro que viajar en autobús.
El riesgo de muerte en accidentes en ciclomotor es casi 20 veces mayor que el de accidente en coche.
Ciclistas y peatones tienen un riesgo de 7 a 9 veces más alto que conducir un coche.
En España
Durante el año 2004 (últimos datos generales presentados por la DGT), se produjeron 94.009 accidentes con víctimas (heridos y fallecidos), lo que supone 5.978 menos que en 2003, con un resultado de 143.124 víctimas. Si tenemos en cuenta los fallecidos por accidente de tráfico en carretera y zona urbana, la cifra asciende a 4.741 (658 menos que en 2003). Respecto a los heridos graves, se produjeron 21.805 (4.500 menos que en 2003), y 116.578 heridos leves, 7.752 menos que en 2003.
Datos económicos
En la Unión Europea, los costes por accidentes de tráfico ascienden a una cifra de entre 30 y 40 billones de las antiguas pesetas (entre 180.303 y 240.404 millones de euros.), más o menos un 2% del PIB comunitario. Otro dato manejado por Dimitris Theologitis (UE) era de 160.000 millones los costes de los accidentes.
En España, esta cifra ascienden a 14.000 millones de euros, según las cifras dadas por la Ministra de Sanidad en su comparecencia en el Congreso en junio de 2005. Según otros datos presentados por expertos universitarios, cada accidente cuesta 400 euros a cada español., lo que supone 42 millones de euros al día. El coste medi
Datos Generales de Siniestralidad
Datos de accidentalidad en todo el mundo, en Europa y en España.
En el Mundo
Durante el s. XX, han muerto en el mundo 35 millones de personas por accidente de tráfico, de las cuales 8 eran peatones. 1.500 millones de personas han sufrido algún tipo de herida (leve o grave). Al año se producen en el mundo 1.200.000 muertes por accidente de tráfico, y entre 20 y 50 millones de heridos (discurso K. Annan, OMS 7 de abril). Los accidentes de tráfico suponen la cuarta causa de mortalidad en el mundo, y la primera en varones de entre 15 y 24 años (fuente OMS). Por cada fallecido, se producen 7 heridos graves y 15 leves.
En Europa
En Europa, donde el 84 por ciento de los desplazamientos es por superficie, mayoritariamente en automóvil, con un 84 por ciento (datos Comisión Europea 2001), cada hora mueren entre 7 y 8 personas por accidente, con 7.000 atropellos al año. Se producen en torno a 40.000 muertes al año (en 1970 ascendían a casi 80.000), y 600.000 heridos. Es la primera causa de muerte en menores de 45 años, y, en 1997, fallecieron 10.000 jóvenes de entre 15 y 24 años en 1997 (fuente ETSC). Con la incorporación de los diez países a la UE, la cifra de fallecidos ascenderá a más de 50.000 en toda la zona. El riesgo medio de accidentes mortales en los 10 países de próximo acceso es una tres veces mayor que en resto de la media de la UE.
Según distintos informes realizados por organismos independientes para la U.E.
Viajar en coche es 10 menos seguro que viajar en autobús.
El riesgo de muerte en accidentes en ciclomotor es casi 20 veces mayor que el de accidente en coche.
Ciclistas y peatones tienen un riesgo de 7 a 9 veces más alto que conducir un coche.
En España
Durante el año 2004 (últimos datos generales presentados por la DGT), se produjeron 94.009 accidentes con víctimas (heridos y fallecidos), lo que supone 5.978 menos que en 2003, con un resultado de 143.124 víctimas. Si tenemos en cuenta los fallecidos por accidente de tráfico en carretera y zona urbana, la cifra asciende a 4.741 (658 menos que en 2003). Respecto a los heridos graves, se produjeron 21.805 (4.500 menos que en 2003), y 116.578 heridos leves, 7.752 menos que en 2003.
Datos económicos
En la Unión Europea, los costes por accidentes de tráfico ascienden a una cifra de entre 30 y 40 billones de las antiguas pesetas (entre 180.303 y 240.404 millones de euros.), más o menos un 2% del PIB comunitario. Otro dato manejado por Dimitris Theologitis (UE) era de 160.000 millones los costes de los accidentes.
En España, esta cifra ascienden a 14.000 millones de euros, según las cifras dadas por la Ministra de Sanidad en su comparecencia en el Congreso en junio de 2005. Según otros datos presentados por expertos universitarios, cada accidente cuesta 400 euros a cada español., lo que supone 42 millones de euros al día. El coste medio por siniestro es de 1.300 €, a los que hay que sumar gastos de hospital, transporte y rehabilitación, colisión, gastos personales, pérdida de productividad, indemnizaciones...







Semáforos sonoros para personas ciegas


Son de gran ayuda también para otros colectivos como los enfermos de Alzheimer o los niños.


La accesibilidad para personas con alguna discapacidad física sigue siendo una asignatura pendiente en todas las ciudades españolas. No obstante, en la mayoría de ellas se están instalando cada vez más semáforos sonoros para que las personas invidentes, que representan el 22% de las personas con alguna discapacidad, sepan cuándo pueden cruzar la calle con seguridad.


Los semáforos, conectados a un ordenador, emiten dos sonidos diferentes para indicar cuándo el semáforo está en verde y cuándo está en intermitente. Para saber que un semáforo es sonoro, quien tenga una discapacidad visual debe palpar el poste en busca del altavoz. Además, algunos semáforos sonoros incorporan una flecha en relieve que vibra e indica la dirección correcta del cruce peatonal. No obstante, este método entraña una serie de desventajas que poco a poco se van intentando paliar.


El principal problema es que, para que las personas invidentes oigan bien la señal de que se puede cruzar, los semáforos emiten un sonido muy estridente que molesta a todo el vecindario, sobre todo por la noche. Ante esto, muchos ayuntamientos optaron por detener el sonido por la noche, algo que ha disgustado al colectivo de invidentes porque reivindica su derecho a caminar por la ciudad con seguridad también por la noche.


Para solucionar estas desavenencias, se ha optado por proporcionar a las personas invidentes un mando a distancia para que el sonido sólo se active cuando alguien así lo requiera. El control remoto, homologado por la ONCE, es válido para los semáforos de todas las ciudades que utilicen este sistema. El mando, similar a los que se utilizan para abrir garajes, se activa al pulsar cualquiera de sus dos botones, y emite una señal para confirmar que funciona y que sus pilas no están gastadas. Un nuevo paso es integrar el mando en los bastones, una medida innovadora que todavía se está estudiando.


Otra mejora de cara a no ocasionar molestias al vecindario, es que los nuevos semáforos sonoros tienen la capacidad de regular el volumen en función del ruido ambiental. De esta manera, en horas de poco tráfico, el sonido será mucho más suave, disminuyendo así el nivel de contaminación acústica.


Pese a agradecer estas avances, el colectivo de invidentes suele denunciar que de nada sirven estos sonidos si quien puede ver no respeta los semáforos. Por ello, la gran mayoría sigue requiriendo ayuda de otros peatones para cruzar el paso de cebra con tranquilidad.




sábado, 24 de noviembre de 2007

Ley de emergencia vial


Las cifras son la realidad. En la Argentina, entre 20 y 30 personas mueren por día a causa de algún accidente de tránsito. No es el único dato: en los últimos 15 años casi 114 mil personas perdieron la vida por la misma razón. No hubo catástrofe, ni siquiera una guerra, que haya dejado tantas víctimas en el país, arriesgan las asociaciones de tránsito. Para bajar estos índices paralizantes, la Defensoría del Pueblo de la Nación junto a varias ONG, municipios de todo el país y entidades privadas lanzaron la semana pasada una campaña para juntar firmas con el fin de llevar un proyecto de ley al Congreso nacional que declare la emergencia vial en el país.

El miércoles 17 y jueves 18 hubo 292 mesas distribuidas en todo el territorio nacional a disposición de la gente para que se sume al proyecto y así llegar a las 400 mil firmas que se necesitan para que el Congreso trate una iniciativa popular. Ayer, la campaña se sostuvo en un marco internacional. Fue el Día Mundial de las Víctimas de Accidentes de Tránsito y por eso hubo una mesa instalada frente al Obelisco porteño para seguir sumando adherentes. Según le informaron a Clarín fuentes de la Defensoría del Pueblo, el objetivo está por cumplirse: "Superamos holgadamente las 300 mil firmas y estamos muy cerca de la meta".

El proyecto propone crear una Autoridad Nacional de Seguridad Vial que dependa directamente de la Presidencia de la Nación; instrumentar un Plan Nacional de Educación Vial y un Programa Nacional de Información y Difusión sobre la prevención de siniestros viales y, entre otros puntos, unificar el proceso de entrega de licencias de conducir a través de una única dependencia. Desde la Defensoría confirmaron que, de alcanzar las 400 mil firmas, el proyecto se presentará en marzo, cuando los legisladores retomen la actividad.

"La sociedad argentina es muy particular. Nos veían en las mesas y se acercaron, nos dijeron que podemos contar con ellos, nos alentaron a seguir y firmaron las planillas. Pero después se suben a los autos y hablan por celular mientras conducen. Muchos creen que a ellos no les va a pasar nada. Por eso es necesario crear una conciencia real, que haya controles y que luego existan jueces que apliquen las leyes. Todo tiene que cambiar", remarcó Viviam Perrone, de la Asociación Madres del Dolor, mamá de Kevin Sedano, el chico de 14 años que en 2002 murió atropellado en Olivos por Eduardo Sukiassian (que desde mayo goza de prisión domiciliaria).

En tanto, desde la Asociación Luchemos por la Vida dijeron: "Para transformar esta realidad es imprescindible un cambio de comportamiento de cada uno, priorizando la vida y la seguridad propia y ajena. Por eso, la seguridad vial debe comenzar a ser una cuestión de Estado".

Clarin

miércoles, 7 de noviembre de 2007

la mayoria de los accidentes viales se producen a causa del alcohol


Según las estadísticas, la mayoría ocurre los domingos de madrugada.
La mitad de los accidentes de tránsito mortales en el país son causados por el consumo de alcohol, sobre todo si se producen en la madrugada del domingo, según datos difundidos por la asociación civil Luchemos por la Vida."El hecho de que en la mitad de accidentes trágicos está involucrado el alcohol refleja que éste es uno de los puntos sobre los que hay que trabajar mas", afirmó Alberto Silveira, presidente de la asociación, en un comunicado."En general, la gente se da cuenta de que cuando esta muy alcoholizada tiene sus reflejos reducidos. El problema es cuando los conductores creen que, habiendo bebido poco, pueden salir a conducir con los reflejos intactos. Y esta probado que no es así", aclaró Silveira.

Destacó que el porcentaje de accidentes fatales por consumo de alcohol en Argentina (50 por ciento), supera al que se da en España (30 por ciento), el índice más alto entre los 25 países de la Unión Europea.

si no creen lo que decimos miren este video